martes, agosto 26, 2014

Regresar

La ultima vez que escribí hace poco menos de una año pase por aquí para contarte de alguna manera todo lo que sentía, habían pasado tantas cosas entre nosotros que al leer de nuevo me di cuenta de que hay cosas que no cambian.

Vuelvo aquí después de sentir y decir (como buena mujer) que no lo haría, vuelvo aquí para reiterar este compromiso que tengo conmigo de decir la verdad. Ya se que este blog más parecido a un libro personal o un diario, es el lugar donde vengo a escribirte. 

Durante estos últimos años has sido el motivo de todos estos posts, buenos o malos, llenos de vida, sueños, planes, de lágrimas, de pasión. Eres mi amigo, mi compañero, mi cómplice, mi novio. Pero también eres tú, ingeniero, fotógrafo, diseñador, amigo, hijo, sobrino y ahora tío; con ese corazón tan grande, con esa mente tan poderosa que puede llegar a donde quiera con solo desearlo y proponérselo; creo que nunca te lo dije, te admiro mucho mi amor!!, pues si, te admiro por ser el hombre que eres, con todas esas virtudes que me hacer sentir tan orgullosa de ti, pero también esos defectos que en algún momento fueron motivo de mis lamentos.

Así es la vida no? así te elegí, así te elijo cada día que paso contigo, hay cosas que se pueden cambiar, pero esto de querer la vida a tu lado es algo que está pendiente para los dos, aún es algo que tenemos que hacer, una meta más de todas las que todavía están por venir, te imaginas? dicen que si quieres que Dios se ría puedes contarle tus planes, yo creo que seguro está cansado de escuchar que siempre le repito lo mismo, como a ti, hasta risa me da saber que de entre todas las cosas que me propuse en esta vida, eres la que más me está costando, pero es algo que me gusta porque se que esta espera que desespera, valdrá la pena cuando despierte y te vea a mi lado, cuando estire mi mano en la cama y te sienta conmigo, porque me encanta sentir...te.

Te acuerdas de nuestras charlas en las noches? de todo lo que hacías por conseguir alguna señal para escucharnos aunque sea un rato, aunque sea un poco, hoy me acorde de eso, para variar acordándome de las cosas de antes, pero esta vez no fue a propósito, estaba aquí en la casa, ordenando, buscando, leyendo y tan delicioso saber que de alguna manera siempre me lleva a ti. Unos papeles, unas águilas, unas fotos, una vida. La plaza, la universidad, la calle, los vecinos, el trabajo, todo aquello que fue testigo de cuando esta historia comenzó a escribirse. Ahora nos escribe a nosotros en el camino. Y aunque se que no te gusta recordar como a mi, esta sonrisa que tengo encima, no me la quita nadie. 

En algún momento del camino me enamore de ti, pensándolo bien, es todo este tiempo el que me hace decir que estuve, estoy y estaré enamorada de ti por el tiempo que me queda de vida.

Igual que siempre me gustaría saber si leíste esto, si me después de todo este tiempo me sigues leyendo.

Son tantas cosas repartidas en estos casi 3 años, entre trabajos nuevos, la sobrina que te roba esa sonrisa y todo lo que vendrá.

Seguimos? No vayas a soltar mi mano.

No hay comentarios: