martes, junio 23, 2015

Ella

Hoy recordé muchas cosas que pasaron antes, hay algunas cosas que no quiero volver a repetir, creo que la mejor forma es haciendo cosas distintas no?.

Si pongo de mi parte todo ira en buen camino, cada día voy aprendiendo cosas nuevas, reacciones, gestos, miradas, aún esas que no logro todavía entender, a pesar de que las que más me gustan son las que ya conocemos sin haberlas visto antes.

Creo que el estar lejos de casa me han hecho pensar en ella, esa mujer que pese a todo siempre estuvo conmigo, ella de la que me queda mucho que seguir aprendiendo, de la que siempre voy a seguir necesitando aunque ya no estemos al pasar la puerta o al llegar a casa después de trabajar. Se que tampoco tengo buenas respuestas en realidad la mayor parte del tiempo. Aún pienso que es como cuando hablábamos en la cocina mientras tomábamos el café que después tuvo que ser la cocoa que tanto nos gusta.

No se porque me cuesta tanto entender que ya no son los superhéroes que creía cuando era una niña, cuando los problemas se resolvían con solo llegar a casa y cambiarte la ropa después de jugar o saber que si hacía la tarea podríamos ver la tele juntas un rato antes de que se vaya a trabajar; ahora los papeles cambiaron, su tiempo acelerado pasó a ser el mío, ese que recuerdo muy bien, no podía llevarme muy lejos por mucho que yo quisiera cuando íbamos a la calle, ahora soy yo la que lleva prisa, la que solo quiere ir a un lugar y ya, nada más. Tanto insistía para ir por un helado o mis galletas de chocolate; la última vez fue ella la que se había antojado las galletas pero no podíamos ir por la lluvia y el frío.

¿Ahora cómo se hace?. ¿Cómo se supone que debo responder cuando no tengo la costumbre?.

Podríamos hablar más que antes, solo es cuestión de intentarlo, poco a poco, no me presiones que luego sabes como me pongo y no puedo o no quiero.

Esto no es un reproche a la vida por no haber podido pasar más tiempo juntas, todos en casa sabíamos que no era por gusto, sino por necesidad e incluso obligación, desde entonces entendí que todo tiene un costo, nada es así porque si. A veces creo que, de alguna manera, podríamos haber cambiado algunas cosas a cambio de conocernos un poco más. Tengo la certeza de que siempre hicieron las cosas por nosotros, aunque mal paguemos, porque andamos regados por todo el mundo, cada uno por su lado y cada loco con su tema, ser independiente fue una de las cosas que más le agradezco que me enseñaron, se que estemos donde estemos siempre vamos a estar bien.

Quiero saber que se siente, quiero saber como es esto de amar tanto a alguien que nació de ti, aún sabiendo que como nosotros, en algún momento de la vida, va tomar vuelo.

lunes, junio 22, 2015

Llegué

Ya han pasado casi cuatro años desde el día que decidimos empezar este viaje juntos.

Hoy desde el lugar que era cómplice de esas charlas cortas pero que llevaban mucho, me siento a escribir como hace mucho no lo hacía, aunque ya muchas veces haya dicho lo mismo.

Esta vez, con unos años que se fueron sumando entre canciones, idas y venidas, llamadas, palabras dichas a veces sin sentirlas y otras que salieron del corazón, estoy aquí, sentada en al filo de tu cama, como dice una canción, tratando de hilvanar un poco todas las ideas y recuerdos que vinieron a mi mente después de leer un poquito de lo que tú solías escribirme. Son tantos los momentos que recuerdo, tantas las veces que apoyada en mi almohada o caminando por la calle o simplemente cerrando los ojos, lo único que quería era estar contigo. Ahora se que es cierto que si lo pides de corazón se te concederá, ahora es cuando entiendo que este es mi lugar, todo lo que pasé ahora tiene sentido, es como siempre dicen no?... esto también pasará, vendrán cosas mejores. Es verdad, hoy después de saber lo que se siente estar a tu lado, es cuando estoy segura de que todo valió la pena. Verte sonreír, ver tus ojos mirándome con tanta dulzura, ya no es solamente el escucharte que me alegra tanto el corazón, son tantos detalles que tenemos entre los dos, esas miradas que aunque llevan poco de conocerse, ya saben lo dicen en silencio.

Después de años de espera, aeropuertos, metros, terminales y horas de viaje, llegué.

Entre planes que yo no hice, palabras, deseos, abrazos y despedidas, dejé esa ciudad que al contrario del nombre que tiene, lo último que tenía era paz. Tenemos que ir. Vamos a ir, así como ahora pude caminar por las calle que tu conoces, que ahora son mis caminos, te voy a llevar a conocer los lugares donde antes iba a sentarme a pensar en ti, donde escuchaba las canciones que mandabas. Vaya forma de meterte en mi cabeza encontraste, desde ese entonces vaya donde vaya, son esas canciones las que me acompañan, así como ahora es tu mano la que sostiene la mía mientras vamos por la calle.

Enamorada?. Pues si. Y mucho. Aunque para hoy creo que eso es poco a comparación de lo que siento.

Hace mucho contaba las horas para verte "en línea" y poder pasar tiempo juntos, ahora espero que llegue la hora de salida para que llegues a casa, poder darte un beso, sentarnos a comer y ver la novela, ya no recuerdo la última vez que sonreí así.

Una vez me dijiste que en una relación siempre hay uno que ama más, de alguna manera en distintos tiempos, la balanza se fue para uno de los dos lados, creo que ahora vamos a encontrar la forma de que se quede a la mitad, podemos hacerlo no? ahora podemos hacer tantas cosas, la vida nos dio chance de jugar en la misma chancha, visitante y local, vamos a llegar más lejos de lo que alguna vez imaginamos.

jueves, agosto 28, 2014

Un beso grande

Y dame un beso grande... muy grande, grande, grande...

Que bueno es ver tus mensajes en el teléfono, me haces sonreír de formas tan diferentes.

Quisiera volar hasta allá y verte sonreír también, ver tus ojos al despertar.

Hoy sentí cosas distintas, como si no estuviera aquí, es que me gusta tanto esta sensación de que me lleves hasta donde estás y sin darte cuenta. Creo que cierro los ojos y de repente aparezco allí, sentada a tu lado, mirándote, escuchándote. Nada de todo esto que siento puede entrar en un mensaje, tampoco puedo ir hasta allí con solo cerrar los ojos, pero puedo escucharte y disfrutar del tiempo que tenemos juntos, puede que después a pesar de que nos veamos todo el tiempo y de alguna manera deseemos estar separados, siempre volveremos a estar juntos, como ahora.

No cambio por nada esta sensación tan bonita que me regalas, que como depende de mi, me la guardo para todo el día.

Me haces muy feliz, me llenas el corazón, así me haces mas llevaderas las cosas, me haces mas liviano el día y darte un beso grande...

martes, agosto 26, 2014

Regresar

La ultima vez que escribí hace poco menos de una año pase por aquí para contarte de alguna manera todo lo que sentía, habían pasado tantas cosas entre nosotros que al leer de nuevo me di cuenta de que hay cosas que no cambian.

Vuelvo aquí después de sentir y decir (como buena mujer) que no lo haría, vuelvo aquí para reiterar este compromiso que tengo conmigo de decir la verdad. Ya se que este blog más parecido a un libro personal o un diario, es el lugar donde vengo a escribirte. 

Durante estos últimos años has sido el motivo de todos estos posts, buenos o malos, llenos de vida, sueños, planes, de lágrimas, de pasión. Eres mi amigo, mi compañero, mi cómplice, mi novio. Pero también eres tú, ingeniero, fotógrafo, diseñador, amigo, hijo, sobrino y ahora tío; con ese corazón tan grande, con esa mente tan poderosa que puede llegar a donde quiera con solo desearlo y proponérselo; creo que nunca te lo dije, te admiro mucho mi amor!!, pues si, te admiro por ser el hombre que eres, con todas esas virtudes que me hacer sentir tan orgullosa de ti, pero también esos defectos que en algún momento fueron motivo de mis lamentos.

Así es la vida no? así te elegí, así te elijo cada día que paso contigo, hay cosas que se pueden cambiar, pero esto de querer la vida a tu lado es algo que está pendiente para los dos, aún es algo que tenemos que hacer, una meta más de todas las que todavía están por venir, te imaginas? dicen que si quieres que Dios se ría puedes contarle tus planes, yo creo que seguro está cansado de escuchar que siempre le repito lo mismo, como a ti, hasta risa me da saber que de entre todas las cosas que me propuse en esta vida, eres la que más me está costando, pero es algo que me gusta porque se que esta espera que desespera, valdrá la pena cuando despierte y te vea a mi lado, cuando estire mi mano en la cama y te sienta conmigo, porque me encanta sentir...te.

Te acuerdas de nuestras charlas en las noches? de todo lo que hacías por conseguir alguna señal para escucharnos aunque sea un rato, aunque sea un poco, hoy me acorde de eso, para variar acordándome de las cosas de antes, pero esta vez no fue a propósito, estaba aquí en la casa, ordenando, buscando, leyendo y tan delicioso saber que de alguna manera siempre me lleva a ti. Unos papeles, unas águilas, unas fotos, una vida. La plaza, la universidad, la calle, los vecinos, el trabajo, todo aquello que fue testigo de cuando esta historia comenzó a escribirse. Ahora nos escribe a nosotros en el camino. Y aunque se que no te gusta recordar como a mi, esta sonrisa que tengo encima, no me la quita nadie. 

En algún momento del camino me enamore de ti, pensándolo bien, es todo este tiempo el que me hace decir que estuve, estoy y estaré enamorada de ti por el tiempo que me queda de vida.

Igual que siempre me gustaría saber si leíste esto, si me después de todo este tiempo me sigues leyendo.

Son tantas cosas repartidas en estos casi 3 años, entre trabajos nuevos, la sobrina que te roba esa sonrisa y todo lo que vendrá.

Seguimos? No vayas a soltar mi mano.

miércoles, octubre 09, 2013

Tonterias

Y estoy aquí otra vez... días después de que pensar que había recuperado eso que le daba razón a mi vida.

Ya me cansé, ya no puedo seguir esperando que algo cambie, somos tan diferentes, eso me gustaba tanto pero ahora es solo un motivo para separarnos.

Nunca me gustó lo mal que un hombre trata a una mujer solo porque piensa que puede empezar a gritar y esperar que ella haga lo que el quiere solo porque levanta la voz delante de la gente. Estos días me tocó ver tantos tipos de maltrato, no solo a mujeres, también a niños y ancianos. No significa que piense que los hombres son los únicos que maltratan, sino que es cierto que de alguna u otra forma hay ese "abuso" de poder que realmente me molesta mucho.

De alguna manera esto me hizo pensar en lo que quiero para mi y para mi vida. Creo que muchas veces en este blog lo escribí, me la pasaba y aún me la paso pensando que es lo que quiero de la vida, de ese compañero que Dios me esta guardando todavía, de mi familia, de mis amigos y de todo lo que me rodea.

No quiero vivir aquí para siempre, pero tampoco significa que tenga planeado ir a vivir contigo y mucho menos que tú "tengas que" hacer una casa para mi.

Mil  veces lo dije. Yo no soy la obligación de nadie, mucho menos de ti.

Que complicado es todo esto, la verdad estoy muy cansada, tuve un día muy largo.

Yo escucho tantas preguntas tontas todo el día, desde que salgo de la casa y me paro en la esquina de la avenida a esperar el minibus, cuando llego a la oficina, se abre la puerta y comienzan a entrar para "hacer" o "pedir" lo que necesitan, pero de eso se trata mi trabajo no?? para eso firmé ese bendito papel que es el que los compromete a pagarme cada mes y que me compromete a mi a tragarme el mal humor y seguir trabajando cada día.

Hace mucho escribí que era lo que me hacías sentir, eras lo mejor de mis días y mis noches, llegaba a la casa después de esos días que se me hacían tan largos, con todas las ganas de escucharte, de saber como estabas, de que me cuentes como estuvo tu día, muy a pesar de que todos los días a ti también se te hacían tan pesados, siempre había algo de lo que podíamos hablar.

Y ahora?

Ahora resulta que hasta los temas de conversación se terminaron entre nosotros.

Estás tan cansado.

Recuerdas que cuando yo empecé a trabajar tenía la misma sensación, porque no había tenido tanto trabajo en mucho tiempo, que regresar a corretear de nuevo me cansaba mucho.

Creeme que trato de entenderte. Por eso muchas veces decidí quedarme callada y dejarte tranquilo. 

Pero duele mucho, duelen las respuestas, duele la actitud y sobre todo duele tu silencio ahora.

Me vas a echar la culpa a mi?
Que porque yo no te digo nada... tú tampoco lo haces??

Creí que era un poquito más importante para ti. 

No espero que ruegues ni nada por el estilo porque para empezar esas cosas, lo se muy bien, no son para ti.

La verdad es que esperaba que tú también pongas de tu parte para que esto sea mejor, pero así me voy a quedar esperando no??  Ya me lo dijiste. 

Tenía más fe en ti.

Tuve un sueño, estábamos los dos en la misma casa, pero cada uno en sus cosas, tal y como tú quieres.

Te imaginas?? 

Que chiste tiene estar juntos si cada uno está por su lado.

Tal vez solamente cuando los dos estemos bien podríamos estar juntos de nuevo. Pero, por ahora no. Tú no quieres a nadie en tu vida ahora. O al menos, no es a mi a quien quieres en tu vida ahora.

Aunque me cueste aceptarlo, aunque me duela tanto, aunque trate y trate de arreglar las cosas de mil formas para que estés mejor a mi lado, eso ya no lo puedo cambiar.

Si tan solo supiera lo que piensas.

Pero ya voy a dejarte tranquilo, quiero que hagas tus cosas y sigas tu vida, tal y como tú quieres. 

Solo que ahora yo ya no voy a estar ahí esperándote.